Título completo:

Efectividad, seguridad y coste-efectividad de los sistemas de mantenimiento de accesos venosos periféricos: conectores sin aguja, tapones para desinfección pasiva de puertos y jeringas precargadas de suero estéril

Autores: Rivero-Santana A, Perestelo-Pérez L, Álvarez-Pérez Y, Duarte-Díaz A, Vallejo-Torres L, García-Pérez L, Torres-Castaño A, Abt-Sacks A, de Pascual y Medina A M, Ramos-García V, Domingo-Torrell L, Minaya-Freire A, Herrera-Ramos E, Serrano-Aguilar P

Persona de contacto: Amado Rivero Santana (amado.riverosantana@sescs.es)

Resumen


Introducción

La cateterización intravenosa es un procedimiento imprescindible en la atención sanitaria hospitalaria. En España, más del 70% de los pacientes hospitalizados requiere cateterización intravenosa periférica (CIP). Sin embargo, hasta un 40% de catéteres son retirados prematuramente debido a complicaciones; siendo la más relevante la bacteriemia, cuya tasa en España es de 1.64/1.000 ingresos. La más frecuente es la flebitis (30%), provocada por causas mecánicas, químicas o infecciosas. 

Si bien la principal acción preventiva en la CIP es el cumplimiento de los protocolos de indicación, inserción, manipulación y retirada del catéter, junto con las buenas prácticas de higiene y manipulación, existen dispositivos que pueden ayudar a reducir las complicaciones de la CIP,  incluyendo: conectores sin aguja (CSA), tapones de desinfección pasiva (TDP), y jeringas precargadas de suero estéril.

Objetivos

  • Evaluar la evidencia científica sobre la efectividad y seguridad de los CSA, TDP y jeringas precargadas de suero estéril, así como el coste-efectividad e impacto presupuestario de TDP y jeringas, en la cateterización venosa periférica en pacientes hospitalizados.
  • Identificar las consideraciones medioambientales, éticas, de pacientes, sociales, legales y organizacionales relacionadas con las tecnologías.
  • Describir las necesidades de investigación desde la perspectiva de los pacientes, cuidadores y profesionales sanitarios sobre los dispositivos evaluados.

Método

Se realizaron 3 revisiones sistemáticas independientes para identificar estudios sobre: 1) la efectividad/seguridad (ensayos aleatorizados y no aleatorizados, y estudios observacionales); 2) el coste-efectividad; y, 3) sobre los aspectos medioambientales, éticos, de pacientes, sociales, legales y organizacionales, respectivamente. El riesgo de sesgo de los estudios individuales se evaluó con diferentes instrumentos en función del diseño del estudio. En el caso de la efectividad/seguridad, se realizó meta-análisis cuando los datos disponibles lo permitieron. Las variables de resultado fueron tasa de infección y mortalidad asociada, endocarditis bacteriana, flebitis, oclusión del catéter, infiltración/extravasación, desplazamiento/salida del catéter, fallo/cambio del catéter por cualquier complicación, tiempo hasta el fallo, mortalidad por cualquier causa, otros efectos adversos, satisfacción de profesionales y pacientes. En el caso de los TPD y las jeringas pregacradas, se realizó una evaluación económica (análisis de minimización de costes) y un análisis de impacto presupuestario.

Resultados

Efectividad/seguridad

La calidad de la evidencia de los 12 estudios incluidos es baja o muy baja para todas las variables de resultado, debido al riesgo de sesgo de los estudios individuales y a la heterogeneidad e imprecisión de los resultados. No se reportaron resultados sobre endocarditis bacteriana ni mortalidad por infección.

CSA

Se identificaron 7 estudios, solo 3 aleatorizados (dos antiguos y poco informativos), que aportan resultados favorables sobre la reducción de la tasa de cambio del catéter por cualquier complicación (2 estudios) o el incremento del tiempo de uso del catéter (2 estudios), pero no en la tasa de infecciones (3 estudios). Los efectos sobre la flebitis fueron heterogéneos (5 estudios); aunque el estudio de mayor calidad obtuvo un resultado significativamente favorable, junto a una reducción relativa (20-30%) de la tasa de infiltración/extravasación. Un meta-análisis de 4 estudios encuentra una reducción significativa en la tasa de oclusión del catéter, aunque con alta heterogeneidad entre estudios.

TDP

Se identificaron 2 estudios: uno aleatorizado que obtuvo un beneficio significativo en la reducción de infección y/o flebitis, pero no en ambas variables analizadas por separado. Un estudio observacional obtuvo un resultado no significativo en la tasa de infección.

Jeringas precargadas

Se identificaron 2 estudios, uno de ellos aleatorizado. Ambos observaron, separadamente y tras su meta-análisis, beneficios significativos en la reducción de la tasa de cambio del catéter por cualquier complicación.  Analizadas las complicaciones por separado, el estudio aleatorizado solo obtuvo reducción significativa en la tasa extravasación y el otro estudio no ofrece datos.

Todos los dispositivos

Un estudio aleatorizado evaluó la combinación de los tres dispositivos frente a ninguno de ellos, obteniendo una reducción significativa de la tasa de cualquier complicación, así como un mayor tiempo hasta el evento, pero no de la tasa de infecciones. De las complicaciones evaluadas individualmente, tan solo las tasas de oclusión y salida del catéter obtuvieron resultados significativos. No se observaron efectos adversos graves derivados del uso individual o combinado de los dispositivos.

Coste-efectividad

El coste de los TDP no es compensado por la reducción de la probabilidad de fallo de catéter que producen, con un coste incremental estimado de 1,31 €. Las jeringas precargadas sí conllevan una reducción de los costes estimados de 0,43 €.

Impacto presupuestario

A nivel nacional, el coste anual del uso de los TDP se estima en 35,2 millones de €, y el de las jeringas precargadas en un ahorro de 11,5 millones de €.

Aspectos medioambientales, éticos, de pacientes, sociales, legales y organizacionales

No se han identificado estudios que aborden estos temas específicamente para los dispositivos evaluados. Un aspecto fundamental en el ámbito de los CIP es el cumplimiento adecuado de las prácticas recomendadas de higiene y desinfección, independientemente del uso de los dispositivos evaluados. El entrenamiento a los profesionales sobre el uso de estos, y la monitorización y feedback de la tasa de complicaciones observada son los factores más relevantes de cara a su implementación.

Conclusiones

  • La evidencia científica disponible sobre la efectividad y seguridad de los conectores sin aguja, tapones de desinfección pasiva y jeringas precargadas, en la reducción de complicaciones asociadas a la CIP, es limitada en cantidad y calidad.
  • Los resultados disponibles sugieren que los tres dispositivos, individual y conjuntamente, pueden reducir significativamente la tasa global de fallo y necesidad de cambio del catéter, pero existe incertidumbre sobre la intensidad de dicha reducción, que puede incluir valores inferiores al 20% de reducción relativa.
  • Los CSA podrían reducir la tasa de flebitis y oclusión del catéter, pero existe heterogeneidad entre estudios y la intensidad de dicha reducción también es incierta.
  • Con la evidencia disponible, no es posible afirmar que estos dispositivos, individual o conjuntamente, sean efectivos en la reducción de las tasas de infección asociada al catéter.
  • Con la evidencia disponible, el coste incremental incorporado por los TDP no se ve compensado por los ahorros generados por la reducción en el fallo del catéter, por lo que su implantación estaría ligada a un aumento en los costes sanitarios. Este resultado está sujeto a la misma incertidumbre que los resultados de efectividad en los que se basa, y podría modificarse en sentido favorable si futuros estudios muestran un efecto significativo en la reducción de infecciones, dado el coste e impacto asistencial que estas suponen. En el caso de las jeringas precargadas, incluso sin asumir un efecto significativo sobre la tasa de infección, el resultado muestra un ahorro de costes.
  • A nivel nacional, el coste anual del uso de los TDP se estima en 35,2 millones de €, y el de las jeringas precargadas en un ahorro de 11,5 millones de €.

Recomendaciones

Tapones de desinfección pasiva (TDP)

  • Con la evidencia disponible, no es posible establecer una recomendación a favor o en contra de los TDP en la cateterización venosa periférica de pacientes hospitalizados.

Jeringas Precargadas

  • Se establece una recomendación condicional a favor del uso de jeringas precargadas en la cateterización venosa periférica de pacientes hospitalizados.

 

DOCUMENTOS:

  1. Informe completo: